Palabras de Miguel Barnet, Premio Catauro Cubano 2017, María del Carmen Barcia

A Cuba hay que sentirla como una contradicción permanente. Sus zonas oscuras iluminan, pese a todos los prejuicios, lo que ya hoy podemos calificar como la Nación.

Entrar en ese mundo que Juan Pérez de la Riva llamó espacio cubano y que Don Fernando Ortiz revalorizó no es tarea solo de historiadores de gabinete, que con una presunta pupila objetiva intenten registrar los hechos históricos cargados siempre de una subjetividad implícita y de una seducción inherente.

Entrar ahí, en ese arcano de claroscuros, es tarea de predestinados. Y ella, María del Carmen Barcia, es una de ellos. Socióloga nata ha indagado, con su lente cóncavo, en la saga de las gentes sin historia, con deudas, amor y desprejuicios.

Ajena a toda visión reduccionista o parcial, María del Carmen se aventura, como lo hizo Fedrika Bremer o Lydia Cabrera, a entrar en ese laberinto de diversidades contrastantes donde solo la cultura de la sangre puede dar respuestas. Su obra y su magisterio servirán de modelo para los estudiosos que sigan sus pasos, cada uno de sus libros es una revelación, porque en ellos su manera de mirar los fenómenos estudiados, ya sea en La otra familia o en Capas populares y modernidad es una manera original ataviada con un lente de largo y profundo alcance. La interdisciplinaridad es el eje alrededor del cual la autora arma un entramado con sensibilidad e inteligencia.

Ella ha construido sus libros con fuentes originarias en horas y horas de asientos en los archivos, pero sin dejar de aportar una imaginación sociológica como la quería Wright Mills, con múltiples escarceos en lo más hondo del espíritu y con una metódica propia, nada común en los historiadores de polilla.

Por todo eso y porque ella es modesta pudiendo no serlo, y forma parte esencial del orbe de la Fundación Fernando Ortiz, que hoy la consiente y la agasaja, le decimos Carmita, perdón, Dra., siga atisbando la luz en lo más oscuro del oscuro pozo de lo cubano.

 

Libros

Revista CATAURO

Plegables etnográficos

Noticias